fbpx

El metal legendario de la Atlántida: Oricalco

La Atlántida, mencionada por primera vez por Platón, es quizás la más legendaria de las ciudades perdidas, y ha motivado incontables leyendas e incluso una que otra expedición que, tristemente, encontró las mismas dudas con las que se fue.

Si recordamos, la Atlántida era una isla que se ubicaba al Occidente de las Columnas de Hércules, en la que existió una sociedad increíblemente desarrollada que colapsó cuando su isla se hundió en el Océano.

Si bien la leyenda de la Atlántida originalmente no fue tan detallada, lo cierto es que Platón sí reveló algunas cosas adicionales… por ejemplo: el oricalco que era casi tan valioso como el oro, y más que cualquier otro metal, y que se extraía de minas.

Según los estudios de muchos especialistas en metales e historiadores de la minería, el oricalco no es más que una aleación de cobre, zinc y plomo, muy probablemente el conocido como latón dorado. Aunque es una aleación que hoy no consideremos más valiosa que el oro y el platino, por aquel entonces era un metal con mucho valor en la religión, el que se usaba para rendir culto a Poseidón y otros dioses de la antigua Grecia.

Y más importante aún, de acuerdo con Platón este metal era para sus tiempos apenas un recuerdo, un elemento olvidado y producto solo de las leyendas. Por esta razón, aún cuando los romanos (no mucho tiempo después) hablaron ellos mismos de aurichalcum, se considera en ocasiones que se habla de un metal diferente. Hasta hace algún tiempo, lo único que sabíamos del metal a ciencia cierta era que tenía un color rojizo.

Pero esto cambió, cuando se descubrieron los restos de un naufragio que si la información es correcta, tendría los primeros restos de oricalco hallados.

Naufragio

El hallazgo se realizó en el año 2014 en el Mar de Gela, cerca de Sicilia, Italia. En el barco hundido se encontraron 39 lingotes de un metal raro y rojizo que fue identificado como oricalco.

El metal se trasladó a un laboratorio donde un equipo de químicos pudo realizar los análisis de composición, encontrando que este metal era una aleación de cobre, zinc y plomo.

El resultado fue decepcionante, pues muchos pensamos que sería un material como la kriptonita, el platino, o una aleación de platino, oro, cobre y «kriptonita». Pero bueno, así son las cosas ¿Qué se le hace? Todo parece indicar que el mítico oricalco era mucho más mundano de lo que creíamos.


Únete la tribu en Facebook para compartir y conocer temas similares: D'A
Busca en FB a: Dimensión Alterna únete y comparte tu opinión en la comunidad.
Recibe actualizaciones inmediatas: Suscribir al grupo de whatsapp

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

oscarhttps://oscarsaid.com
Formador de historias verídicas y mitológicas en la configuración de D'A (Dimensión Alterna) puede seguirme en la red social o en el grupo de FB: Dimensión Alterna

Artículos relacionados

artículos populares