fbpx

«No fueron Angeles caídos, pero sí extraterrestres», El Misterio de Enoc

  • Procrastinar: posponer o aplazar tareas, deberes y responsabilidades por otras actividades que nos resultan más gratificantes pero que son irrelevantes. Procrastinar es una forma de evadir, usando otras actividades como refugio para no enfrentar una responsabilidad, una acción o una decisión que debemos tomar.

El tema bíblico es uno de los mas complejos de aprender, estudiar y seguir por la cantidad de información que hay, al mismo tiempo que los huecos en la historia. Por esta razón, se crean disyuntivas como la que envuelve a Enoc.

La Biblia es un libro de compleja lectura en el cual cada lector siente una conexión única y diferente. Y de cierto modo es de libre interpretación.

Enoc (a veces transcrito como EnochEnoq o Henoc; חנוך Janoj) es, en el Libro del Génesis, de la Biblia, el nombre de varios personajes bíblicos mencionados en dos genealogías, y posteriormente por muchos autores judíos, cristianos y musulmanes (entre los cuales se le identifica con el profeta Idris):

Según este y otros segmentos, Enoc fue hijo de Jared, proveniente de Set, hijo del primer hombre en la Tierra, padre de Matusalén, y bisabuelo de Noé. Él tuvo un papel importante más no protagónico en este capítulo de la historia cristiana, pero tuvo una curiosidad que los demás patriarcas no tuvieron. Nadie supo qué pasó con él. Lo normal era que dichos personajes vivieran más de 700 años, pero Enoc llegó a los 365.

Si hacemos caso a la Biblia, Enoc vivió hace 12.000 años en la época en que los Vigilantes o Custodios del Señor descendieron a la Tierra para mantener relaciones lujuriosas con las hijas de los hombres.

«En los días de Yared, mi padre, (los ángeles) transgredieron la palabra del Señor. He aquí que pecaron, transgredieron la ley del Señor, la cambiaron para ir con mujeres y pecar con ellas…» (Enoc 106: 13-16).

En sus textos, Enoc no se refiere a Dios como Yahvé sino como el Señor, y designa a los ángeles como sus Custodios o Vigilantes. La descripción que realiza el profeta de su ascenso a los cielos constituye unos de los relatos más ricos y reveladores que existen en el mundo antiguo, puesto que ofrece interesantes detalles sobre la naturaleza de esas entidades «celestiales»

En un pasaje del libro de los Hebreos, en el capítulo once versículo 5, dice, en pocas palabras, que por la fe de Enoc, este no murió, sino que fue alzado a los cielos por el mismísimo Dios.

Probablemente Enoc pudo haber desaparecido porque fue el único capaz de entrar al reino de los cielos aún con vida. Entonces, si “Enoc fue llevado para que no viera la muerte”, debió estar en un nivel especial o más alto que algunos ángeles o arcángeles de la Biblia.

«La visión del Santo de los cielos me fue revelada y oí todas las palabras de los Vigilantes y de los Santos –leemos en el Libro de Enoc–, y porque las escuché, he aprendido todo de ellos y he comprendido que no hablaré para esta generación, sino para una lejana que está por venir».

El futuro de Enoc en los cielos es algo incierto. Si bien en la Biblia cubren prácticamente todos los aspectos de la cristiandad, algunos textos antiguos o apócrifos (de los cuales se creó la Biblia) quedaron fuera o se perdieron al pasar el tiempo.


Únete la tribu en Facebook para compartir y conocer temas similares: D'A
Busca en FB a: Dimensión Alterna únete y comparte tu opinión en la comunidad.
Recibe actualizaciones inmediatas: Suscribir al grupo de whatsapp

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

oscarhttps://oscarsaid.com
Formador de historias verídicas y mitológicas en la configuración de D'A (Dimensión Alterna) puede seguirme en la red social o en el grupo de FB: Dimensión Alterna

Artículos relacionados

artículos populares