Todo lo que necesitas saber sobre COVID 19.

Temor al contagio, economías paralizadas, recesión, rechazo a las personas orientales, cancelación de viajes y ferias, pérdidas billonarias en las bolsas, acopio de víveres… ¿Está todo esto fundamentado? ¿Sabes todo lo que tienes que saber sobre el COVID19?

Mucho más peligroso que una epidemia, es el miedo a la epidemia. Cuando las personas entran en pánico, dejan de ser personas y se comportan como animales asustados. Para evitarlo, lo mejor es informarse y utilizar la razón.

Olvídense de todos los mensajes que les llegan de whatsapp o que alguien cuelga en su muro. La gran mayoría de esos mensajes son de graciosos que intentan captar la atención durante unos minutos. Si entramos en pánico, los daños pueden ser graves…

Cepa del coronavirus

¿Qué es el COVID19?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los seres humanos, los coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS).

La COVID-19 es una nueva enfermedad infecciosa causada por un coronavirus, que ha aparecido el pasado diciembre en la ciudad China de Wuhan.

Origen del COVID19

Los murciélagos y otros animales salvajes son el principal reservorio de los coronavirus. El salto desde estos animales a los humanos es muy raro, y más raro aun si además el virus luego puede propagarse a otros humanos. Así, el origen del SARS era una civeta, y el del MERS un dromedario.

Pangolín Salvaje

Hace unas semanas apareció un estudio que apuntaba a los pangolines como origen de la infección, que habrían actuado como intermediarios entre los murciélagos y el ser humano. La conclusión a la que habían llegado sus autores, era que un coronavirus hallado en un pangolín tenía un genoma igual en un 99% al del coronavirus que causa la enfermedad COVID19. Pero hace unos días se han retractado. Después de un análisis en profundidad, la coincidencia se quedaba en un 90%, lo que es insuficiente para poder mantener esa afirmación.

Las costumbres alimenticias que tienen los chinos, que gustan de comer animales salvajes que son vendidos en mercados sin ningún control sanitario, provoca que en muchos casos sea allí donde se originen los focos iniciales de estas infecciones.

La influencer China Wang Mengyun, comiendo un murciélago

Sintomas

Los síntomas son fiebre, tos, dolores musculares y en ocasiones, diarrea. Estos síntomas coinciden con los de una gripe común, por lo que es posible que si te contagias de gripe te asustes y puedas pensar que tienes COVID19. Las autoridades aconsejan no acudir a los centros hospitalarios si se tienen estos síntomas, sino que se debe de llamar al teléfono de emergencias. Allí recibirán instrucciones, que en la mayoría de los casos serán el envío de un doctor al domicilio del enfermo para descartar el contagio de COVID19. Si se acude al hospital con estos síntomas, y se tiene efectivamente la enfermedad, es fácil que se contagie al resto de personas que estén en la sala de espera.

¿Cómo se contagia?

El contagio se produce por medio de las pequeñas partículas de saliva que se expulsan con la tos. Estas partículas no se propagan más de un metro, pero pueden caer en objetos, que si luego son tocados por otra persona, y se lleva las manos a la nariz, boca u ojos, puede contraer la enfermedad. Por lo tanto, la mascarilla solo es efectiva como medida de contención del contagio si ya se está enfermo.

Mapa del contagio por coronavirus a nivel global

Si se está sano, la mejor manera de prevenir el contagio es lavarse las manos con mucha frecuencia. Obligatoriamente antes de comer. No hace falta usar caros geles de alcohol. Con agua y jabón es mas que suficiente.

Todo parece indicar que el coronavirus 2019 tiene una gran capacidad de transmisión: en torno a 4 individuos por cada persona infectada, frente a 1-2 casos por infectado en el caso de la gripe estacional. La transmisión de este virus puede ser incluso superior a la de la denominada Gripe Española de 1918. Además, se han detectado casos transmitidos por individuos que no mostraban síntomas.

La gripe española, acabó entre 1918 y 1920 con 40 millones de personas en todo el mundo. La mayoría de estos muertos no sucumbieron por la acción directa del virus, sino por la infección de una neumonía bacteriana secundaria, no tratada con penicilina, ya que en aquellos años escaseaba (Europa estaba en medio de la Primera Guerra Mundial). Un propagación similar no sería posible hoy en día, ya que entonces no se disponía de protocolos sanitarios, y los enfermos se agolpaban con personas sanas en habitaciones pequeñas y mal ventiladas. Las medidas de prevención eran inexistentes o inútiles, como unas mascarillas de gasa, que eran completamente ineficaces.

Mortalidad del virus

China no destaca por su transparencia, pero según los datos publicados, el grado de mortalidad es de aproximadamente un 2,3% de las personas que han contraído la enfermedad. Muy lejos del 10% del brote de SARS de 2003, o del 30% del MERS en 2012.

Fuera de china, la mortalidad es de solo el 0,7%, y en la mayoría de los casos porque se complica con problemas previos como afecciones coronarias, hipertensión o diabetes. Esta es también la razón por la que su grado de mortalidad en niños es nulo, ya que ellos no suelen padecer esas afecciones previas.

En cambio, el los mayores de 80 años, la tasa de mortalidad llega hasta casi el 15%. Evidentemente, el grupo con mayor incidencia de contagios no es el de los mayores de 80, sino el de edades comprendidas entre 30 y 69 años, si no, la media no sería 2,3% de muertes.

A la fecha, el número de muertes por COVID 19 no llega a las 3.000 en todo el mundo. Para poner un poco en contexto esta epidemia, destacar que la OMS calcula que las epidemias anuales de la gripe estacional causan de 290.000 a 650.000 muertes, aunque no se da la tasa de mortalidad.

Tratamiento

Al igual que la gripe, no tiene tratamiento curativo. Las terapias son sintomáticas y van enfocadas a mejorar y aliviar los síntomas que produce esta patología, como el uso de analgésicos, para bajar la fiebre y el dolor muscular. Los antibióticos no son efectivos contra el COVID 19.

Hace unos días un grupo de científicos de Israel ha anunciado que ya disponen de una vacuna efectiva, que estará disponible en los próximos días.

Bulos sobre el COVID19

Se trata de un simulacro (dato que se omite en las personas que están propagando el vídeo por whatsapp), aunque a decir verdad, también se han visto imágenes reales de la policía china metiendo en furgonetas a posibles contagiados, que no distan mucho de estas. El gobierno chino no quiere mostrar al exterior una sensación de descontrol, y eso pasa por la escasez de transparencia o la cuarentena de ciudades enteras.

Poco después de la aparición de los primeros casos, un grupo de científicos indios publicaron un estudio. En el documento, se afirmaba se había insertado una secuencia de aminoácidos del VIH en la estructura de Covid-19. Incluso estos “científicos” se atrevían a afirmar que parecía poco probable que esto fuera una coincidencia.

Shi Zhengli, investigador jefe del Instituto de Virología de Wuhan, afirmo en la aplicación china WeChat que «juró por su vida que su laboratorio no había tenido nada que ver con la aparición de ese virus».

Investigaciones posteriores, de científicos reputados, mostraban particularidades como la que afecta a la manera en la que el virus se “engancha” a las células humanas. La manera imperfecta en la que lo hace, evidencia para estos científicos que el virus no ha sido diseñado en un laboratorio, sino que es el resultado de una mutación de un virus previo, Si los enlaces hubieran sido diseñados, se habrían optimizado para “agarrarse” a las células humanas de una manera diferente.

En 1981 el escritor Dean Koontz escribió la novela “Los ojos de la oscuridad”. En ella se narra el desarrollo de una arma biológica llamada Wuhan-400, que tenía un ratio de mortalidad del 100%, y que había sido desarrollado en esa ciudad china. La coincidencia es asombrosa, pero no deja de ser más que eso, una coincidencia. De hecho, en la novela original, Dean había llamado a ese arma Gorky-400, y se había desarrollado en la Unión Soviética. En una revisión que su autor hizo en 2008, se cambiaron esos datos para hacer mas creíble la historia, ya que la URSS hacía ya bastantes años que había desaparecido.

Asterix y Obelix hace muchos años que ya se habían enfrentado al coronavirus. Esta viñeta aparece en un cómic de esta famosa saga, titulado “Asterix en Italia”, que fue publicado en 2017. El nombre pudo haber sido seleccionado por los guinistas para ponérselo al villano de la historia, ya que este romano con el que los famosos galos se medirían en una carrera de cuádrigas era un tramposo capaz de cualquier cosa para doblegar (sin éxito) a los irreductibles galos. En 2017, ya se conocían otros casos de epidemias de coronavirus como el SARS o el MERS.

Únete la tribu en Facebook para compartir y conocer temas similares: D'A
Busca en FB a: Dimensión Alterna únete y comparte tu opinión en la comunidad.

oscarhttps://oscarsaid.com
Formador de historias verídicas y mitológicas en la configuración de D'A (Dimensión Alterna) puede seguirme en la red social o en el grupo de FB: Dimensión Alterna

Artículos relacionados

150,591FansMe gusta

artículos populares

Los Néfilim, gigantes biblicos

Los néfilim o nephilim (en idioma hebreo “Néfilim”, en plural), son seres mencionados en la Biblia. Según el Génesis serían los descendientes de los «hijos de Dios» y las «hijas de...

El misterio del Rey Salomón y los objetos divinos

Por todos es conocida la figura del rey Salomón, personaje que aparece no sólo en los textos bíblicos sino al que también se...

El caso más sorprendente de reencarnación: Titu Singh

Titu Singh tenía dos años y medio de edad cuando comenzó a relatar a su familia que tuvo  una vida anterior, en Agra,...